«¡Estaba curado!»

«¡Estaba curado!»

Por Juan Notario Carrasco – 6º P

Aquel día fue, seguramente, uno de los más felices de mi vida.

No me lo podía creer. Todo el mundo lloraba de alegría. Por fin, todo el sufrimiento se había acabado. ¡Estaba curado!

El médico así lo confirmó: «Marcos, tu vida vuelve a ser como la de cualquier niño de once años».

Dos años atrás, empecé a sentirme fatigado; apenas tenía fuerzas para jugar y cualquier actividad me resultaba agotadora.

Mis padres empezaron a llevarme a distintos médicos; ninguno de ellos sabía decirme qué me pasaba y cada vez me encontraba peor.

Un día, mi madre dijo que había un médico especializado en enfermedades raras. Y allí fuimos.

Yo creía que iba a ser otro más, pero me confundí. Después de su estudio y las pruebas realizadas, me dijo lo que me pasaba.

Al cabo de algún tiempo y, después del tratamiento, me recuperé y empecé a hacer una vida normal.

Anuncio publicitario

Publicado el 11/11/2012 en (N) Noviembre - 2012. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Gabriela Florea

    ¡Me encanta, Juan! De verdad, cada composición que leo , me encanta.

  2. Muy bonita, Juan. Te mereces que te la hayan publicado.

  3. Marta Herencia

    Si me ocurriera eso a mí, y después me dijeran que estoy bueno sería una magnífica noticia.
    Muchas felicidades, Juan, te mereces que te la hayan publicado.