«El ave lira»

«El ave lira»

Por Marta Jiménez Rubio – 6º P

Los bosques del sudeste australiano albergan a un pájaro muy raro. Es un animal tímido y solitario, y corre más que vuela, pues sólo le sirven las alas para planear suavemente de rama en rama.

Cada vez que va en busca de comida, el «ave lira» lo anuncia a todo el mundo por medio de un cloqueo característico, y enseguida se pone a rascar el suelo en busca de gusanos o de minúsculos crustáceos terrestres.

El «ave lira» no se conforma con cantar de una forma notable, sino que imita también el trino de otros pájaros, las voces de ciertos animales domésticos (el relincho de un caballo o el ladrido de un perro en particular), los ruidos metálicos (como el de una sierra taladradora), e incluso la voz del hombre.

En cuanto a su magnífica cola, a la que debe su nombre, no la enarbola más que el macho, y lo hace especialmente desde el comienzo del verano hasta la época del apareamiento. Cuando llega este momento y para seducir a su amada, el «ave lira» edifica sobre el terreno elegido, unos pequeños montículos que utiliza como estrados en el curso de su parada nupcial.

Anuncio publicitario

Publicado el 06/04/2012 en Curiosidades. Añade a favoritos el enlace permanente. 30 comentarios.

  1. Alba Gómez

    Qué ave más curiosa…